Open Site Navigation

Por el acceso equitativo a los alimentos

El consumo de alimentos de origen animal dificulta el acceso a una alimentación saludable a amplios sectores de la población mundial, mientras que las alternativas vegetales, contribuyen a la seguridad alimentaria y permiten aumentar significativamente la disponibilidad de proteínas y calorías, particularmente entre las poblaciones con mayores carencias.

Más del 50 % de la producción mundial de proteínas se destina a alimentar animales.

Esta producción contribuye de manera directa a dificultar el acceso al alimento a millones de personas.

Una producción basada en plantas podría crear 19 millones de empleos en América Latina y el Caribe y brindaría mayores oportunidades para los pequeños agricultores y agricultores familiares, así como dietas más saludables para la población en general.

De todas las calorías y proteínas vegetales utilizadas para alimentar ganado bovino, solo 3 % se convertirá en calorías y 5 % en proteínas para consumo humano directo.

A su vez, estos animales serán monopolizados y consumidos por los sectores sociales económicamente más desarrollados. El cultivo de alimentos exclusivamente para el consumo humano directo podría, en principio, aumentar la disponibilidad de calorías a nivel mundial hasta en un 70 %.